lunes, 1 de agosto de 2016

Amando Céspedes Marín

UN DÍA COMO HOY


Amando Céspedes Marín

 Nació el 1 de agosto de 1881 en San José, Costa Rica. Su familia se trasladó a Puerto Limón, donde el joven aprendió rápidamente el inglés de los extranjeros que arribaban al puerto. Aprovechando su conocimiento de la lengua anglosajona, raro en esos días, Amando Céspedes ganaba dinero en su tiempo libre enseñándole el inglés a los habitantes de la región, principalmente los trabajadores costarricenses, españoles y jamaiquinos que frecuentaban el puerto. 

  La Asamblea Legislativa lo declaró Benemérito de la Patria por Acuerdo No. 2071 de 4 de agosto de 1981 y publicado en Gaceta No. 163 de 26 de agosto de 1981. 

 En el campo de la radiodifusión, en 1923 captó las primeras señales radiales recibidas en el país por medio de una antena de bambú; es legendaria la versión de que mantuvo comunicación con el expedicionario almirante Byrd, con el que estableció una cadena radial; el 24 de diciembre de 1927 llevó a cabo la primera transmisión radial de onda larga; en los primeros años de la década de 1920 mantuvo una comunicación fluida entre San José y San Pedro mediante un transmisor-receptor de 5 watts y tuvo una pequeña emisora que operaba con las siglas de NRH.




Navegante independiente de las ondas hertzianas, trotamundos, ingenioso pionero de las comunicaciones del país y uno de los primeros del planeta. Hombre de paz, espíritu universal, pero, sobre todo, sencillo, gentil, amistoso, eminentemente costarricense. Eso, telegráficamente, se podría decir sobre Amando Céspedes Marín, un compatriota enamorado de la radio, que abrió el camino de la radiodifusión nacional, y que en ese quehacer colocó a Costa Rica en el mapa mundial.


La TI- 4 N.R.H (Norte-Radio-Heredia) se hizo famosa en casi todo el mundo. Y se hizo familiar asimismo  la voz de este compatriota, que recibía cientos de cartas todos los meses de los más recónditos destinos. Además, con frecuencia se le invitaba a reuniones en diversos lugares, lo cual lo llevó a viajar por múltiples naciones.
 




La radio de Costa Rica tiene una historia fascinante en la figura de su mentor Amando Céspedes Marín, que construyó la primer radioemisora del país, que a su vez fue la primera de América Latina en onda corta y una de las primeras cinco del mundo

TI4NRH
Publicar un comentario